30 jul. 2012

 *



Vuelan nombres de niños llamados no todo es eso
Quiere volar el árbol garganta mediante aprieta pero no todo
Partir no quieras ahora cenicero no todo es sexo
Todo vuelve al eje curva rueda revuelve no siendo.

No veas todo soltar latir quitarse de aquí pero
Saca la cama la amalgama indescifrable eso
Lo solo con otro poco volviendo a tus uñas.

Cae un No súbito y cala tu fantasma apenas
La raíz estomacal donde panal de mariposas decir
Queriendo el árbol vacío de la boca embabada.

El río ser entre pensares tu deriva respirante
Es cierto que mañana amanece penuria
Mañana amanecerá su prenda la piedra parca
Crujiente y flores también llorarías las cosas
Ciertas cosas inmutables de colorado azul.

Presta tu palma a la palma terrosa nube
Habiendo lámpara también sombra también
La llama tiritando en nombre de tu mirar
Amortífera caracola titilada en alacranes
Hay flores también llorarías las cosas.

El mundo deambulando sin cortejos de sitio
Una cruz entre baldosas extraño querer olvidar
Espejo que te espeja y me deslumbra tu línea
Diluida en monumento reflejo espectro que no hay.

Apuro el trago amargo silente creía por tener
Te ver volar angular ambidiestra de la fibra
Nerviosa vibrante al medio de lo debido a soñar.

El vaso la ceniza alían la pena unísona apenas
Universal un segundo hace falta volver lo normal.

Quisiera soltarte diariamente matando lo demás
Pero es cierto que mañana amanece que pena
Mañana amanecerá
Lo insuficiente
Anoche
Sido.


AP

*

Texto extraído del blog de Irene Gruss

*

No hay comentarios:

Publicar un comentario